martes, 10 de marzo de 2015

Yo doula: Durante el parto

El parto es el momento cumbre. Es el día en que vuestras vidas cambiarán para siempre. Es el momento en que una mujer pasará de ser solo mujer a ser también madre de ese bebe que trae al mundo. Es el día en que viviréis una de las experiencias mas fascinantes de vuestras vidas. 

El parto es ese día idílico que nos imaginamos en nuestra mente. Solemos imaginar el preciso instante ese en el que nos ponen a nuestro bebe al pecho, y le vemos y le miramos por primera vez. Solemos imaginarnos como será, como lo viviremos... 
Pero en esta sociedad nos pintan el parto solo como algo doloroso, sacrificado e inquietante...que tiene recompensa, sí, que lo que cuenta es ese instante en que mama y bebe se reencuentran, pero el proceso es un mero trámite que solo incordia y nos asusta.

Un momento increíble y especial pero no el único.


Como doula, como mujer, y como madre no lo veo así.
Acompaño a las mujeres para que conecten con su cuerpo y con sus bebes. Acompaño para crear seguridad a esa madre y a ese padre. Acompaño para que se sientan seguros y vean el parto como algo también hermoso, algo digno de vivir y digno de sentir. Para romper barreras y lograr que como pareja podáis disfrutar del parto, sea como sea. 

Una mujer de parto es vulnerable pero a la vez fuerte y poderosa. El parto es un momento sagrado que merece nuestro respeto y nuestra atención mas individualizada, afectiva y sensible posible. 

Como doula podréis contar conmigo en cualquier momento del parto siempre que lo necesitéis.
Puedo ir a vuestra casa antes de decidiros a acudir al hospital o puedo acompañaros directamente al centro sanitario y entrar con vosotros (si nos dejan) o quedarme cerca por si necesitáis cualquier cosa de mi. 
Durante el parto soy mujer 5 sentidos por y para la parturienta. Me limito a hacerla sentir tranquila, feliz y cómoda intentando estar alerta a cualquier necesidad emocional o física (una caricia, un masaje, ayudarla a no perder el control de su respiración, ayudarla a cambiar de postura, darle agua...). Soy su sirviente durante todo el transcurso del parto donde mi principal y única función trata de dar soporte a la mujer de parto. Me limito a velar por la mejor percepción del parto posible y a velar por el mejor de vuestros recuerdos.

No me olvido del papa. Él, que sufre viendo a su mujer con dolores, que quiere ayudarla y no sabe como, que no sabe si es mejor esperar alejado o decirle unas palabras. Él, que no se imaginaba ver a su mujer rugir como un animal ni se la podía llegar a imaginar totalmente extasiada con sus propias hormonas. Él también necesita soporte aunque no lo creamos. Él también necesita que alguien le ayude a no perder el control, a saber gestionar su propio miedo y sus propias emociones. Él también necesita sentirse seguro, pues lo que mas necesita una mujer de parto es un acompañante que inspire tranquilidad y seguridad, nunca estrés o nerviosismo. Él va a ser padre y sus emociones también están a flor de piel y merece poder vivirlo con intensidad y a su manera, sin miedo a no hacer todo lo mejor por su pareja. El papa y la doula son aliados, son un equipo que velan por las necesidades de la mujer.

¿Nervioso?

Pero ademas puedo dar soporte logístico. ¿Necesitas que te ayude a preparar la maleta, o a preparar unos bocatas, unos cafés, quieres que haga unas fotos...? Soy toda oídos. 

Los beneficios de tener un acompañante durante el parto que comprenda el estado emocional y físico de la mujer se han demostrado en múltiples estudios ya: 
El estudio realizado en Houston, TX sobre la influencia del apoyo emocional de una doula durante el parto, marcó un hito, y es referenciado frecuentemente. Este estudio mostró resultados tan sorprendentes e importantes como los siguientes: reducción de un 50% de las cesáreas, del uso de fórceps en un 40%, de reducción en las peticiones de epidiral del 60% o de culaquier otro tipo de analgésico en un 40%, una disminución en la duracióndel trabajo de parto del 25% y una necesidad del uso de pitocín del 50%.

OMS: Una alternativa puede ser integrar a las «doulas» en las salas de maternidad para la prestación de un apoyo continuo a mujeres durante el trabajo de parto. Las doulas son mujeres legas que han recibido una capacitación especial para proporcionar apoyo no clínico a mujeres y familias durante el trabajo de parto, el parto y el periodo posparto (7, 9).

Soy tu sirvienta, no lo olvides. 

Si quieres que esté ahí, a vuestro lado, pincha aquí.  Si quieres contactarme aquí. 
Recuerda que estoy en practicas.


Podéis leer mas sobre los beneficios del acompañamiento de una doula: 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Me gustaría saber tu opinión!