martes, 2 de diciembre de 2014

La sobrestimulación


Interpretar las necesidades del bebe en cada momento no es nada fácil y menos cuando ya están llorando y lo que queremos es que se calme, pero es muy importante intentar entenderles. 

Si llora por hambre le daremos de comer, si llora por sueño le ayudaremos a dormir, si llora por estar sucio le cambiaremos el pañal etc… creo mucho en la importancia de dar a nuestro bebé aquello que necesita en cada momento y no solucionar todo de la misma manera siempre. No es nada fácil interpretar llantos, es tarea ardua, y no siempre se consigue, pero se puede ir intentando…quizás con el tiempo seamos expert@s.

Hoy quiero hablaros de otro motivo por el cual puede llorar un bebé y sobre cómo podemos atenderlo: LA SOBRE ESTIMULACIÓN.

¿Que es la sobrestimulación?:

Cualquier bebé puede verse sometido sin darnos cuenta a una sobre estimulación. Para ellos es fácil acabar en este estado, pues todo es nuevo y cualquier cosa o cualquier situación extraña o fuera de lo común les excitan y les malhumora. Puede que una cara nueva, o un juguete o juego diferente y largo, demasiado ruido, demasiada gente, demasiadas luces, demasiada actividad… cualquier cosa puede excitar y sobre estimular a un bebé. Claro que hay bebés más susceptibles que otros. 

¿Cómo podemos reconocerla?

Ante todo debemos intentar siempre no perder la calma, y pararnos unos segundos a observar a nuestro chiquitín. No queramos correr demasiado, observad sus gestos, sus movimientos, sus sonidos, prestemos atención a sus señales. Si vemos que aparta la mirada con movimiento brusco, o que protesta ante una situación de juego, o que cambia de humor con facilidad en una situación que creáis que pueda estar sobre estimulándole podréis saber en qué situación se encuentra vuestro bebé.
Normalmente la situación empieza con una protesta, le veremos de mal humor y que su enfado va a mas y mas hasta que explote y empiece con un llanto mas o menos agudo que tendrá picos mas altos y en uno de estos muchas veces acabará cayendo dormido de agotamiento.  

¿Qué podemos hacer?

Una vez hayáis reconocido su estimulación lo mejor es que le cojáis y lo apartéis del “problema” antes de que acabe en llanto desconsolado. Os lo lleváis a un sitio tranquilo, relajado y sin mucho ruido ni muchas luces, arrulladle en vuestros brazos pero sin movimientos bruscos.

Si el llanto ya ha empezado intentad nuevamente no perder la calma y observadle para reconocer su estado y poder atender su necesidad real de ese momento. Si perdéis la calma puede que empecéis a intentar de todo con tal de que se tranquilice (cochecito, brazos con movimientos bruscos, darle de comer…) y puede que con todo ello acabéis empeorando un poco la situación. Por eso es importante pararte un momento, observar con tranquilidad y pensar qué puede ser exactamente aquello por lo cual está llorando o protestando. Apartadle de la situación rápidamente (una habitación sin luz seria ideal) cogedle en vuestros brazos y mecedle de adelante hacia atrás con movimiento muy lento. Podéis cantarle o susurrarle, que os note cerca y que note vuestra paz en la medida de lo posible (que se dice muy rápido pero la realidad no es tan sencilla, lo sé…jeje)



Espero que os haya servido esta entrada y si os a gustado os animo a compartirla en facebook 


2 comentarios:

  1. Hola.
    A raiz de todo lo que nos cuentas sobre la sobre-estimulación, quiero preguntarte tu opinión sobre los llamados niños o bebés de alta demanda, que parece que son mas sensibles a los estímulos que otros niños. ¿Esto realmente es así o es otra etiqueta más para los pequeños?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maribel.
      Pues a ver, yo creo que esta pregunta tiene muchas respuestas distintas dependiendo de a quien preguntes. Es un tema controvertido. Si preguntas mi opinión personal: a mi las etiquetas no me gustan de ningun tipo. Un bebe de alta demanda puede serlo para segun qué madre y para segun otra no serlo. Y un bebe tranquilo puede ser un angelito para otra madre y un horror para otra... la percepción de las cosas cambia con las personas. Que existan o no existan los bebes de alta demanda ya no te lo niego. Es evidente que hay bebes mas llorones que otros, bebes mas difíciles que otros, bebes mas tranquilos que otros pero no se decirte si deben haber bebes de alta demanda. Es posible que sí pero habría que ir con cuidado de no etiquetarlos a la ligera. No se si me explico.. Gracias maribel

      Eliminar

¡Me gustaría saber tu opinión!